Comer bien, pernoctar y relajarse

Langen es una ciudad hospitalaria. Acogedores restaurantes que ofrecen comidas regionales y especialidades internacionales, invitan a permanecer. Horas agradables pueden pasarse también en los cafés, heladerías y tabernas. Durante las épocas de más calor, tienen abiertos numerosos locales con jardín. Allí, a la cabeza de la carta de bebidas se encuentra la bebida nacional de Hesse, el vino de manzana o „Ebbelwoi“ como lo llamamos en Langen. 

Habitaciones de todas las categorías, equipamiento moderno y servicio individual ofrecen los hoteles y pensiones de Langen. Tras un largo viaje, conversaciones concentradas o un agotador día ferial en Francfort, los clientes encuentran aquí la tranquilidad que necesitan. Además, relax ofrece igualmente un paseo en el extenso Bosque Municipal (Stadtwald) o en el lago Paddelteich.

¿O le gusta más ir al teatro, al cine o al museo? En el sector de cultura y ocio encontrará muchas ofertas para pasar su tiempo libre.